Salvador Cebada: “El toro tiene que ser bravo, y además parecerlo”

La Zorrera es una finca de aspecto decimonónico. Salvo los aerogeneradores que se divisan en sus confines, todo se mantiene como debió ser hace un siglo. Los cerrados de gruesa mampostería encalada, las pesadas cancelas de hierro repintado, la diminuta plaza de tientas con sus burladeros ajados por los años, el caserío austero en blanco, y su azulejo adosado que anuncia el nombre de la casa del toro de casta. No hay elementos que distorsionen la sensación de haber viajado en el tiempo hacia atrás. Los toros que cría la familia lucen estampas añejas, con capas polícromas en castaños, colorados, burracos, salpicados, ensabanados, melocotones, salineros y sardos. El negro es un color difícil en este entorno que la luz de la mañana inunda con exceso.

Nos atiende puntual Salvador García Cebada, titular del legendario hierro y artífice de su presente esperanzador. Hace una generación estos toros encumbraron a figuras del toreo, como Espartaco o Emilio Muñoz, quien indultó al mítico “Comedia”, y hoy son temidos por su casta brava que exige a los lidiadores entrega y conocimiento. Son toros criados para el aficionado, que es a quien se debe esta ganadería.

Nos acompaña Paco Notario, periodista taurino de RNE gran conocedor de la casa y de su historia reciente, que platea además algunas preguntas al final de la entrevista.

Cebada Gago, Toros en el campo.

Buenos días Salvador ¿Cuál es el primer recuerdo que tiene relacionado con el toro y la ganadería?

Se remontan a cuando era un niño. Yo nací en esta finca, y desde que he tenido uso de razón lo que he visto son toros. No tengo otra imagen, toros y caballos, porque mi padre era muy aficionado también a los caballos.

¿Cuál es la principal enseñanza que le transmitió su padre para la crianza del toro bravo?

Como siempre hemos estado en el campo, implicados en la selección del toro y del caballo, haciendo tentaderos con él, siempre nos dejaba participar, aunque las decisiones las tomaba él, nos ha hecho disfrutar. Si hemos querido torear hemos toreado. Mi padre nunca se ha opuesto a que nosotros pegáramos un muletazo. En la selección siempre hemos estado al lado de él en los tentaderos. Afortunadamente han sido muchos años juntos pese a que nos tuvo a los cincuenta años. Cuando él se fue yo tenía cuarenta y tres. Hemos disfrutado de mi padre mucho, aunque siempre parece poco porque todos los días no enseñaba algo. Creo que hemos cogido bien la lección.

¿Cómo son los tentaderos en casa Cebada Gago?

Hay temporadas que salen mejor las cosas que otras, pero estamos muy contentos de las notas medias de nuestras vacas y de las corridas.

¿Qué le exigen a una vaca para seleccionarla como madre?

Que sea brava. Que sea brava del principio al final.

La gente del toro y los ganaderos específicamente no se ponen de acuerdo con el significado del término “bravura”. ¿Qué representa para usted?

Eso es lo que pasa, que no nos ponemos de acuerdo.

El toro para ser bravo primero tiene que parecerlo. Desde que sale del chiquero tiene que parecer bravo. Aquello tienen que decir algo. Tiene que demostrarlo desde el principio. Tiene que acometer, venirse pronto, galopar, empujar al caballo, empujar bien, recibir los puyazos, salir del caballo y seguir embistiendo, y entonces la duración hasta el final. En todos los pasajes de la lidia muestra la bravura el toro.

¿Y la nobleza?

Por supuesto, el toro tiene que se noble, pero porque es bravo. Igual que tiene transmisión porque es bravo. Yo diría que la bravura es el conjunto, desde el principio hasta el final, de la acometividad.

¿Y la casta?

La casta va muy de la mano de la bravura. La casta y raza son también parecidos. El toro tiene que estar enrazado. Al final todo va unido, un toro bravo no se entiende que no tenga raza. Un toro bravo tiene casta, tiene transmisión, tiene una serie de características que todas ellas suman la bravura.

¿Cómo es el toro de Cebada Gago?

Es un toro con muy buenas hechuras, bajo, bonito como Núñez que es. No es pesador, con mucho trapío. Para mí el trapío no tiene nada que ver con el peso. Hay toros con mucho trapío que pesan 480, no digo 430. No olvide que el peso mínimo de la tablilla es 465 en plazas de primera. El nuestro está en los 500 o 500 y algo. Yo lo que quiero es que se mueva, y para eso tiene que estar ágil, fuerte. Que esté musculado pero que no esté engrasado. El toro de Cebada es un toro al que le caben los kilos justos, y por eso tenemos algunas veces problemas con el peso.

Cebada Gago, Toros en el campo.

Eso dificulta la presencia de un hierro en algunas plazas importantes.

Pero es un tema que los estamos llevando y lidiamos menos en plazas de primera por eso. Deberían exigir lo que dice el reglamento, pero en algunas plazas como no tenga 500 no lo lidian. El toro nuestro no lo vamos a cambiar, porque no lo queremos sacar de tipo. Hemos lidiado muchos años en Pamplona y hemos ido con quinientos y pico kilos y no ha habido ningún problema, siendo cabeza de camada. Es un toro que se mueve, que da espectáculo. Hay de todo, pero intentamos que sea un toro bravo, encastado, con raza y que llegue al aficionado. Lo intentamos aunque no siempre se consigue. Ese es el toro ideal que nosotros tenemos. El toro encastado, bravo y que se mueva.

¿Cómo define en pocas palabras el presente de la fiesta de toros?

La veo regular. Aquí hay que hacer un cambio. Todos, empresarios, aficionados, prensa, políticos. Todos tenemos que cambiar, porque al final si no ayudamos entre todos esto va por mal camino.

¿Y el futuro?

Si cambiamos el rumbo que ahora lleva creo que el futuro es bueno.

¿Cuáles son los valores que más admira en un torero?

Para mi el torero que más toros tenga en la cabeza.

Entendimiento, inteligencia …

Sí, sí, que sea capaz de torear a más toros.

Y por último, Salvador, ofrezca a nuestros seguidores un consejo para mejorar le estado de la fiesta.

No lo sé. Yo sé lo que tengo que hacer aquí, intentar que el toro no decepcione y que sea un toro con transmisión, que llegue al aficionado, que llegue al público. A nivel general no lo sé, es una pregunta muy complicada, pero para que funcione esto hay que cambiarle el rumbo, pero 180 grados, porque si no no vamos a llegar a buen puerto.

Buenos días, soy paco Notario del programa Clarín de Radio Nacional de España. Me gustaría que explicara a los seguidores de Toro Cultura qué es lo que está haciendo Cebada Gago para fomentar el Marketing en las ganaderías, las visitas guiadas, desarrollar el entorno mediambiental y acercar el campo al público.

Aquí tenemos visitas todas las semanas, y es importante porque entre el 50% y 30% son niños, y tienen la oportunidad de ver al toro en su entorno natural, ver los becerritos, ver las vacas, y ven que aquí el toro es el rey. Creo que los antitaurinos están equivocados, de lo que es el toro en el campo y en todos los sentidos. El toro es el centro de la ganadería.

Salvador García Cebada

Desde este entorno privilegiado invita a todo el que es aficionado a que entre en su página web y llame y se interese por conocer al toro en el campo.

Sí claro, por supuesto, esto es muy interesante. Antes no lo hacíamos pero, aparte del aporte económico, la ilusión es fomentarlo y llevarlo a los menores. Queremos dar a conocer lo que es el toro en el campo.

Gracias a ambos por su amable colaboración y mucha energía para continuar con su importante tarea.

Gracias a ustedes y un saludo a sus lectores.

 

Javier Bustamante

para Toro Cultura

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *