Debut triunfal

Fabio Jiménez, el joven novillero riojano que vive para el toro, debutó ayer con picadores en Alfaro, su pueblo natal, y salió a hombros de sus paisanos después de cortar tres orejas. La tarde comenzó al son de la tormenta que barrió las riberas del río Alhama y tuvo al festejo al borde de la suspensión, y terminó con sol radiante y dos novilleros saliendo del coso en loor de triunfo, pues también Jorge Molina obtuvo trofeos suficientes para franquear así el portón.

Hubieron de enfrentarse a utreros de La Palmosilla, corpudos, con romana y caja de cuatreño, mas de pobres cornamentas, y pastueños tras los engaños que manejaba la terna.

Ante tanta facilidad Fabio Jiménez hizo el toreo sereno, templado, bien temporizado, con faenas de buen planteamiento y remate. Pasó al natural y en redondo, ensayó trincherazos y manoletinas, siempre quieto y bien plantado ante las reses que le tocaron en suerte. Toreo serio y clásico, sin concesiones populistas, bien escenificado, sin prisa, dando en cada capítulo sensación de dominio. Hirió con decisión, tanto que las estocadas cayeron traseras, y el público celebró le advenimiento del torero al escalafón intermedio con alegría y generosidad.

Jorge Molina mostró el poso que dejan tres años lidiando utreros lanceando y pasando con solvencia, siempre firme y haciendo fácil el toreo fundamental. Obtuvo un trofeo en cada turno y se ganó el derecho a acompañar el diestro local en el paseo triunfal del epílogo.

Álvaro Alarcón estuvo decidido toda la tarde toreando en la distancia corta, si bien no pudo ligar las series y por momentos toreó hacia fuera sin rematar los pases. No fue certero con el estoque, especialmente en su segundo, lo que dejó el premio en aplausos del público.

Reseña:

Plaza de toros de Alfaro. Novillada con picadores. Sábado 14 de mayo de 2022. Menos de un cuarto de plaza en tarde que comenzó tormentosa y acabó cálida y soleada.

Novillos de La Palmosilla. En capas coloradas, negras y burracas. Corpudos, con caja de toro y romana. Pobres de cabeza. Pastueños.

Recibieron un puyazo cada uno.

Jorge Molina, de grana y oro: Media estocada (oreja). Estocada (oreja).

Álvaro Alarcón, de purísima y oro: Pinchazo y estocada (aplausos). Tres pinchazos, estocada y tres golpes de descabello (palmas tras dos avisos).

Fabio Jiménez, de berenjena y oro: Estocada trasera (dos orejas). Estocada trasera (oreja).

Incidencias:

Una hora antes de comenzar el festejo se desató una fuerte tormenta que estuvo a punto de causar la suspensión de la novillada, lo que retrajo a muchos aficionados que no se acercaron al coso.

Poco antes se celebró la suelta de dos lotes de toros y uno de becerros desde la plaza en un circuito urbano a modo de encierro.

Javier Bustamante

para Toro Cultura

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.