Triunfo fácil de Daniel Luque

Daniel Luque desplegó ayer en el diminuto coso azpeitiarra todo su repertorio con un toreo fácil y poco ceñido ante dos nobles de Ana Romero, y salió a hombros con el beneplácito de la afición.

No encendió a los tendidos su primer trasteo, pues al temple y ligazón que imprimía a su faena, ha de añadirse también la falta de reunión y la tendencia centrífuga de los pases, especialmente sobre la mano derecha, quedando el premio en una ovación. En su segundo turno lidió con similares registros un Santa Coloma de nobleza proverbial y acreditada bravura, fijo en los señuelos, repetidor, largo en el tranco y de humillada embestida. Sin embargo el trance llegó en las postrimerías de la faena, cuando clavó el estoque en el albero y manejó con exquisito temple en terreno corto la muleta, pasando al toro sobre ambas manos a corta distancia de su cuerpo, instrumentando luquesinas, suerte de la que es padre intelectual, que llegaron pronto al tendido. Rubricó su actuación con una gran estocada que despachó al noble toro de Ana Romero en una agonía de bravo que enaltece al ganadero.

David de Miranda fue ovacionado en su primer turno tras brindar al público la faena de su debut en esta plaza en la que ligó y templó series meritorias, especialmente al natural, con algunos pases de seda. Sin embargo ante el sobrero de Salvador Gavira, un toro ensillado y fino de cabos con bruñida cornamenta, no logró asentarse, se mostró desconfiado, y dio la sensación de que el que dominaba era el toro, que no paró de moverse sin que su lidiador pudiera tomar el mando. Escuchó pitos tras sacrificarlo de pinchazo hondo.

Adrien Salenc, también debutante ayer en esta plaza, maneja bien la capa y recibe a sus toros a la verónica ganando terreno para rematar con media cerca del platillo con regusto clásico. Se entrega en el último tercio, con trasteos templados sobre ambos pitones plenos de determinación, y es capaz de hacer el toreo fundamental corriendo la mano con criterio y valor estético. Ayer lidió dos bellos y nobles ejemplares con los que pudo mostrar su tauromaquia y ganó una ovación y una cariñosa vuelta al ruedo sin que pudiera acreditar destreza en el manejo de los estoques.

Reseña:

Plaza de toros de Azpeitia, 31 de julio de 2019, tres cuartos del aforo cubierto en tarde nublada.

Toros de Ana Romero , en tipo de Santa Coloma, bien presentados, en capas cárdenas. Nobles. Sobrero de Salvador Gavira jugado en quinto lugar.  Primero: Cárdeno claro de gran belleza. Ovacionado de salida. Un puyazo duro, empujando. Noble, fijo, repetidor y poco humillado. Ovacionado en el arrastre. Segundo: Cárdeno obscuro bragado. Un puyazo empujando con genio. Noble, blando y poco codicioso. Pitos. Tercero: Cárdeno obscuro.Un puyazo. Pronto, noble y repetidor, si bien se raja clamorosamente a mitad de faena. Palmas. Cuarto: Cárdeno. Un puyazo trasero. Bravo. Gran ovación. Quinto: Toro de Salvador Gavira, sustituto de otro de Ana Romero devuelto por blando. Negro, fino de cabos, ensillado y bien armado. Un puyazo duro del que huye despavorido. Encastado. División de opiniones. Sexto: Cárdeno claro. Dos puyazos con derribo en el promero. Noble. Ovación.

Daniel Luque, de grana y oro: Estocada casi entera desprendida (ovación). Gran estocada (dos orejas).

David de Miranda, de grana y oro: Estocada (ovación). Pinchazo hondo (pitos).

Adrien Salenc, de celeste y oro: Pinchazo hondo y estocada desprendida (palmas). Estocada tendida desprendida (vuelta al ruedo).

Incidencias:

Primera corrida corrida de la feria de San Ignacio.

Saludan tras parear al primero Juan Contreras y Antonio Ronquillo, así como Raúl Caricol en el cuarto.

Daniel Luque salió a hombros del coso azpeitiarra.

Javier Bustamante

para Toro Cultura

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *